La buenaondez se contagia

El proyecto de Ando en eso podcast nace de mi corazón, con toda la intención de dejarte algo bueno al final de cada entrega. Es por eso que en este blog te platicaré de lo lindo de la buenaondez y cómo se contagia, ya que aunque no lo notes, siempre hubo una persona que te hizo llegar hasta donde te encuentras ahora. Estos detalles no los notamos tan fácilmente y es común que estas personas pasen desapercibidas, pero ¿porqué pasa esto?

Las buenas personas

Resulta que las buenas personas suelen no hablar de sí mismas, ni la pasan intentando demostrar qué hicieron porque no está en su esencia. De manera natural, las buenas personas suelen dar felicidad a quienes las rodean. Si tú tienes cerca a una buena persona, simplemente te va a enriquecer sin buscar nada a cambio.

Lo que hacen las buenas personas te alegra el corazón porque te sorprenden al apoyarte con algo, te escuchan, te hacen sentir bien… Son personas de acción, capaces de dar y de transforma para ofrecer felicidad.

La bondad

Es una virtud con la que nacemos todos los humanos; sin embargo, es una virutd que lamentablemente se va transformando a través de factores como las experiencias, la crianza, el contexto. Pero, ¿podemos ser capaces de dar buenaondez a los que nos rodean?

Yo pienso que sí. Una vez que experimentas la buenaondez, ésta no se queda ahí: intenta multiplicarse para dejar algo en los demás. Si tu recibes apoyo de una persona, debes apreciar lo que ha hecho por ti porque estas acciones no deben darse por sentadas. Una vez que tú recibes, es muy importante que agradezcas, porque así es como va creciendo esto que llamo cadena de buenaondez, ya que cada vez que tú ayudas, tú no puedes saber lo que esa persona anhelaba lograr eso que quería pero no tenía idea cómo lograrlo. Una vez que tú das -sin esperar nada a cambio- se siente genial esa energía que de dejar el dar.

Las buenas intenciones

Gollwitzer y Bargh, dos estudiosos sobre el tema, dejan en evidencia una hecho: los buenos deseos son energía transformadora, pero solo pueden funcionar si contamos con

  • Empatía compasiva. No solo ponerte en el lugar de la persona sino pensar qué más está en tus manos hacer.
  • Compromiso con los demás. Dejar de lado el egoísmo y qué se puede obtener a cambio de, para solo dar tu apoyo.

De esta manera puedes comenzar a convertirte en un disparador de felicidad. Todos notamos que hay buenas personas a nuestro alrededor, además de nuestra familia. El problema es que regularmente damos por sentado a las personas más cercanas a nosotros, como nuestros padres o hermanos. Sin embargo, cuando comienzas a moverte en otros círculos, llegan a ti diversas personas -buenas y malas- pero sobre todo notamos todo lo que las buenas personas dejan a su paso.

El impacto de ayudar

Las buenas personas son contadas, pero siempre vamos a recordar lo que dejaron en nosotros. Hace muchos años, cuando comencé a trabajar, estaba freelanceando, un amigo me contactó con otra persona que eventualmente se hizo mi amiga, para poder iniciar un proyecto. Yo estaba bastante sorprendida porque no siempre esperas que la gente haga eso. No es algo que me pase tan seguido: que alguien te ayude sin esperar nada a cambio. Le agradecí a mi amigo y él estaba que yo, porque no se dio cuenta de todo lo que ese pequeño apoyo pudo generarme. Puedes pensar que tu ayuda es muy poca, pero no sabes cuál será el impacto en las personas. A partir de este proyecto fue como comenzaron a llegar nuevos proyectos y oportunidades laborales y los mejores proyectos los muestro en mi portafolios.

El podcast

Hace un año, comencé con otro podcast que realicé con una amiga, Mele. Este proyecto surgió gracias a que un amigo suyo, Pal, la motivó a crear un podcast sobre un tema que le apasiona: el cine. Ella me invitó al proyecto, hicimos juntas un par de temporadas, terminó esa etapa y a mí me quedó interés por seguir creando y así es como surgió Ando en eso Podcast.

Es increíble hasta dónde puede llegar la buenaondez, con la que me refiero a dar y agradecer. Si ya has escuchado mi podcast, te agradezco y si deseas conocer más sobre este tema escúchalo en Spotify, Apple Podcasts o Google Podcasts. También puedes seguir el contenido en instagram.

Dar nos lleva a sentir plenitud, las dos claves de la buenaondez son dar sin esperar recibir y si recibes, agradece. ✨